De la abundancia del corazón: La palabra de fe

Construyendo personas de sustancia para obras de poder

Estoy muy agradecido por la palabra de Fe.

En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que El existe y que recompensa a quienes lo buscan.

Hebreos 11:6 NTV

Recientemente he visto el resurgimiento de un mosquito que ha estado tratando de picarme desde 1980. Fue cuando por primera vez me encontré con personas tan conocidas de “palabra de Fe” yo era entonces un bebe espiritual, pero lo que allí encontré me gusto. ¡Esta gente estaba en fuego! No paso mucho tiempo para darme cuenta de que no todos estaban encantados con este grupo. En mis comienzos de Pastoreado me ponían apodos como “culto de la prosperidad”, “decláralo y recibirás”, y Fe=sanidad”, cuando nos movimos a Nueva York en 1985, un compañero tuvo la osadía de decir que éramos iguales a Jim y Tammy (búscalo en el internet). Si tú nos conoces, eso te causaría mucha risa. Por favor, quédate conmigo mientras me desahogo un poquito.

Ciertamente, a lo largo de los anos, algunos miembros de nuestra “Fe” han hecho y dicho cosas que me hicieron entristecer. No soy un mini dios. Dios quiere sanar a todos, pero no todos son sanados. Ir al Doctor o al grupo de los 12 pasos no es pecado, ni tampoco es incredulidad. Y el tipo que te dijo que te harías rico si le dabas un dólar probablemente sea demasiado celoso o falto de ética. Aparte de todo esto, este mensaje de ser hacedores de la palabra de Dios y esperar que se cumplan sus promesas, me saco del estancamiento de la adicción y la depresión y me dio un propósito y esperanza a mi vida. Lo recibo.

Se me ocurrió que no existe una autoridad central que pueda definir lo que significa “palabra de Fe.” La mayoría de los críticos nombran personas y citan pasajes de algún sermón o un libro, pero los pecadillos doctrinales de unos pocos, no definen las creencias y prácticas de todo un movimiento, o para cualquier individuo que haya estado asociado. Entonces, así que, para mi propia edificación y espero que de la tuya también, echa un vistazo a alguno de estos distintivos personales que son mis favoritos.

¿Qué es la “palabra de Fe” lo bueno, lo malo, y lo feo?

  1. La palabra es verdad. Jesús dijo, “mi palabra es verdad.” (Juan17:17) si busco y encuentro lo que Dios dice sobre algo, entonces puedo contar con que eso es verdad. Su palabra es su voluntad.
    • Lo bueno: aprendí a buscar en la palabra, la guía para mi vida. Si su palabra dice que soy justo, entonces soy justo. Si dice que El me escucha cuando oro, es porque de verdad El me oye. Si dice que Jesús volverá, ¡entonces mira hacia arriba! La palabra a transformado muchas vidas devastadas.
    • Lo no muy bueno: una mala interpretación de su palabra puede llevar a algunas doctrinas raras. (ve “los dioses pequeños”) muchos de los de la fe tenían poco o ningún entrenamiento en tales cosas y cometieron errores atroces. Buen corazón, mala interpretación.
  2. El poder de la lengua. Santiago 3 es una introducción a la importancia de lo que sale de mi boca. También me recuerda que lo que digo, brota de mi corazón.
    • Lo bueno: aprendí a hablarle a satanás y a echarlo fuera. Mi vida cambio para siempre cuando aprendí que la fe en mi corazón se expresa poniendo palabras en mi boca. También aprendí que las batallas reales es guardar mi corazón. Efesios 6:17/ 2 Corintios 4:13/ Mateo 12:34
    • Lo no muy bueno: algunas personas tienen la idea de que con el simple hecho de repetir algo muchas veces, eso pasara. Es delirante y una fantasía en el mejor de los casos, y brujería en el peor de los casos. De hecho, fácilmente se convierte en una doctrina de obras, y con Dios, las obras no funcionan.
  3. La autoridad del creyente. En Efesios 1:15- 2:6, Pablo oro por una revelación del poder que se nos fue dado el día de la resurrección. Estamos sentados a la diestra de Cristo Jesús, en una posición de autoridad eterna sobre las fuerzas de las tinieblas.
    • Lo bueno: aprendí que debo dejar de hablar con la montaña y empezar a hablarle a la montaña, que hay una diferencia entre ¡mendigo y Rey! Gracias Señor, nombre sobre todo nombre. Puedo hacer negocios del reino en su nombre. Filipenses 2:9-10/ Marcos 16:15-18/ Lucas 10:17/ Hechos 19:12-16/ Mateo 17:20/ Lucas 17:6/ Marcos 11:23.
    • Lo no muy bueno: lo único que se me viene a la mente es, los grupos que deciden que todas las cosas malas son directamente causadas por demonios. Esto lleva a tratar de expulsar cosas que son solo en la carne. No trabaja así, (¿alguien se acuerda de las bolsitas de vomitar para escupir demonios?) para algunos, su vida de oración la malgastan gritando cosas malas en lugar de hablar con su Padre. Eso no está bien.
  4. Semilla, plantar, y cosechar. Todo el reino trabaja sobre este simple principio. Las escrituras dicen: “semilla” que es la palabra, dinero, buenas obras, o incluso en las personas. Siembra, regala, se paciente, y la cosecha llegara.
    • Lo bueno: te cambia la vida, ¿tienes una necesidad? ¡siembra una semilla! Muy simple, muy dulce, muy cierto. Esto cambio mi vida financiera y mis relaciones interpersonales, de manera muy profunda. Estoy viviendo de la cosecha. Marcos 4:1-21,26-29/ Gálatas 6:6-9/ 2 Corintios 9:6-10.
    • Lo no muy bueno: por alguna razón, esta idea se transformó en un esquema de “hacerse rico rápidamente” para algunos “si me envías una ofrenda, vas a cosechar 100 veces más.” Tengo que ser cuidadoso y no juzgar, pero no sean crédulos. Dar lo que tengas que dar y no des con avaricia en tu corazón. La generosidad es segura, la codicia no.
  5. El Espíritu Santo como persona. Es real y vive en mí, me guía, me ensena, y me da el poder para ministrar. ¡Gracias Señor!
    • Lo bueno: ¡wow! Hay tantas cosas buenas para contar. Él vive en mí para guiarme y corregirme. Él habita en mi para darme poder. Me cuesta imaginar mi vida sin el bautismo con el Espíritu Santo. Si, oro en lenguas, y es ¡maravilloso! Me edifica, y puedo orar cuando no se orar por algo. Los dones del Espíritu son reales, y han impactado mi vida de una manera muy positiva. Juan 16:7/ 1 Corintios 6:19/ Hechos 1:8/ 1Corintios 2:1-5/ 1 Corintios 14:2-5, 13-15
    • Lo no muy bueno: como con cualquier cosa subjetiva y cualquier cosa que produzca respuestas emocionales, también hay cosas raras que se han hecho en el nombre de El Espíritu Santo, cuando no hay responsabilidad, no hay pruebas con la palabra, no se tiene un anciano serio para juzgar, la gente simplemente inventa cosas. Pastor, toma tu ligar y protege a tu gente. Gente busca a un buen Pastor y quédate con El.
  6. Dios es bueno. Esto puede ser lo más grande que las personas de la “palabra de fe” me ha dado. Sabía que Dios lo haría por mí, sabía que me lo merecía, pero el saber de su actitud positiva hacia mí todavía me hace llorar.
    • Lo bueno: soy amado, Dios no está enojado conmigo, Él es mi Padre, y Él nunca me maltrataría. El provee para mí porque soy su hijo. El me sana por la misma razón de ser su hijo, corrige mis errores con su palabra y con su espíritu, y me guarda hasta el día en que le vea cara a cara. 1 Crónicas 16-34/ 2 Crónicas 5:13, 7-3/ Esdras 3:11/ Salmos 106:1, 107:1, 118:1, 136:1-26/ Jeremías 33:11/ Mateo 7:7-11/ Hechos 10:38
    • Lo no muy bueno: no puedo pensar en algo que me haga negar que Dios es bueno. De hecho, si empiezas a cuestionar sus bendiciones, cuidado. Vas camino a decepcionarte. (Santiago 1:16-17)

Probablemente hay más cosas que pudiera nombrar, pero estas son las más grandes en mi vida.

Tuve la bendición de ser un estudiante del Instituto Bíblico de Rhema hace mucho tiempo atrás, cuando Kenneth E. Hagin daba clases todos los días. Fui allí con la expectativa de aprender de fe. Curiosamente, mis dos conclusiones más importantes fueron, la supremacía de la palabra de Dios y la importancia de vivir en Amor.

Alguien dijo:

“Si quieres caminar en la perfecta voluntad de Dios y experimentar sus riquezas y el bienestar para tu vida, tienes que hacer la perfecta voluntad de Dios. Eso requiere honrar y obedecer a Dios y su palabra.”

“Cuando caminas en amor, cumples la ley – todos los requisitos de Dios. Sin amor, no podrás andar en los caminos de Dios, porque Dios es amor.”

Kenneth E. Hagin

Aquí está el punto: estoy agradecido por el resultado de la palabra de fe. Soy dolorosamente consiente de los muchos excesos y deficiencias, pero el impacto verdadero ha sido muy positivo en mi vida. En efecto, he tenido el privilegio de conocer muchos ministerios que vienen de la misma rama, y la gran mayoría son buenas personas que aman a Dios y dan su vida por los demás. Estas personas por lo regular nunca aparecen en los titulares, pero marcan la diferencia.

Pastor Virgil Stokes

Visite la página de Facebook de IEMFe para obtener más información.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s