De la Abundancia del Corazon

Viernes, Abril 6, 2018

Construyendo personas de sustancia para obras de poder

Orando por poder, Friend.

Cuando comenzaba mi ministerio, esto me impacto bastante: el descubrir que las personas necesitan a Dios, no a mí. En la Iglesia en donde trabajaba, había un buen hombre que había sido terriblemente herido en un accidente de carro, tuvo una lesión cerebral muy grave, y daño en la medula espinal, su fiel esposa, lo llevaba a todos los servicios, le ministrábamos, orábamos por ellos, maldecíamos a satanás, y confesábamos la palabra, pero yo nunca miraba ninguna mejoría, nunca dude de la voluntad de Dios para sanarlo, pero podía mirar que las fórmulas de fe que estábamos aplicando no estaban haciendo su trabajo. Como Pastor, pronto realice que algunas personas nunca iban a recibir lo que necesitaban con su propia Fe, si va a pasar tendrá que ser por la manifestación sobrenatural del poder de Dios, y del Espíritu Santo, esta revelación me ha llevado a luchar apasionadamente por el poder sobrenatural de Dios en nuestros servicios, quiero desesperadamente ver a nuestras congragaciones recibir, ¿tú no?

A través de los años he visto predicadores orar por cantidad de peticiones, oramos porque la Iglesia crezca, por dinero, por más servidores, por nuevas instalaciones, pero creo que es tiempo de recordarnos que debemos empezar a orar como Eliseo, cuando Elia le pregunto que podían hacer por El mientras se preparaba para presentarse en la oficina del profeta, El respondió: “por favor deja caer una doble porción de tu Espíritu sobre mi”. Cuando me enfrento a las necesidades de la humanidad quebrantada, me abruma el pensar que no puedo hacer nada por ellos, no necesito otro programa, otro libro, otro seminario, u otro hashtag (etiqueta) más moderno, lo que necesito es más de su Espíritu, más de su poder, más de su fuerza, cuando el quebrantado viene al servicio, ellos necesitan que yo me quite de en medio y solo facilite el que sean tocados por Dios.

ALGUIEN DIJO: ninguna persona hace milagros, y tampoco son responsables de no hacerlos, pero si pueden orar por un milagro de Dios para que otra persona lo reciba- los milagros pasan cuando ocurren, Bruce Wilkinson

Escrituras bíblicas: creedme que yo soy en el Padre, y el en mí, de otra manera, creedme por las mismas obras. De cierto, de cierto os digo: el que en mi cree, las obras que yo hago, el las hará también, y aún mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo hare, para que el Padre sea glorificado en el hijo. (Juan 14:11-13 NVT)

Me comprometo a hacer discípulos, ensenar y entrenar es muy importante para crecer en la vida del creyente, pero en el mundo en que vivimos, está lleno de personas que llevan sus vidas en muy mal estado, que seguramente no vivirán lo suficiente para crecer, seguro no tienen la estabilidad mental y emocional para pasar por nuestros programas tan rigurosos e intensos. Necesitamos el poder de Dios, queridos amigos, para liberar al cautivo: debemos sanar a los enfermos, echar fuera demonios, e incluso levantar a los muertos, todo lo que nosotros tenemos es nuestro ingenio y nuestras propias fuerzas. En vez de confiar en nuestras propias fuerza vanas, mejor oremos con pasión por su poder en cada uno de nuestros servicios y situaciones. Es todo lo que necesitamos.

Pastor Virgil L. Stokes
Faith Christian Fellowship of Tucson
3141 W. Ironwood Hill Dr.
Tucson, AZ 85745
www.fcftucson.org
Office: 520-792-3238

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: