De la abundancia del corazón / Ayuda para sanar 15

Ayuda para sanar 15: cree que lo recibisteis.

Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis y os vendrá.

Marcos 11:24 NTRV

Esperanza significa, “algún día lo tendré.” Fe significa, ya lo tengo.”

Kenneth E. Hagin

Durante los últimos 40 años, e orado por muchos muchos amigos. Como hemos visto en nuestras lecciones pasadas, Dios quiere sanar a cada uno de ellos, muchos sanaron, algunos instantáneamente, otros horas después. Por el otro lado, muchos otros tuvieron una decepción. Algunos no superan el sentimiento de condenación e indignidad. Otros todavía no conocen y no creen el maravilloso amor de Dios como su Padre. Muchos todavía no están convencidos de que es la voluntad de Dios sanarlos personalmente. Hay otro grupo que luchan porque no pueden pasar de lo que ven y lo que sienten.

Tal vez el aspecto más contradictorio de la Fe es la idea de que debes “creer que recibes cuando oras.” Sé que esto puede ser difícil. Lo sé porque he hablado con personas y eso me responde. Aquellos que han sido instruidos una y otra vez siguen sin tener respuesta a esta pregunta tan simple? ¿Qué dice Marcos que recibirás? La mayoría se ven levemente desconcertados, luego responden, “lo que pedí” les pido otra vez que lo vuelvan a leer. Por lo regular siguen sin discernirlo, la promesa es que obtendrás lo que crees que recibisteis cuando horas. No lo qué esperas recibir más tarde, si no lo que crees que es tuyo en el momento en que dices, “Amen.”

Aquí está el problema: muchos juzgan si recibieron por cómo se sienten o por lo que ven después de decir, “amen.” “ore, pero mis síntomas no han cambiado, por lo tanto no recibí.” A veces, empiezan a cuestionar la voluntad de Dios, su propia Fe, o si la enseñanza que están recibiendo es verdadera. (Muchos no admiten esto porque no se quieren ver menos espirituales.) La verdad es, obtienen exactamente lo que Marcos 11:24 dice. Obtienen lo que creyeron que recibieron cuando oraron, nada. ¡Dios quiere mucho más para ellos!

La clave para creer que recibisteis algo que no puedes ver o sentir, es discernir y familiarizarte con lo sobrenatural. Muchos de nosotros vivimos en el mundo de “creer por vista.” Nuestro comportamiento está determinado por nuestra cuenta bancaria. Nuestro amor para con los demás está condicionado en como los demás nos tratan a nosotros. Nuestra salud física depende de cómo nos sentimos emocionalmente. Fe requiere que veamos lo sobrenatural. Hebreos lo dice de esta manera:

Es pues la Fe la certeza (la confirmación, el título de propiedad) de las cosas (que nosotros) esperamos, dejando atrás las cosas (que nosotros) no vemos y la convicción de que se realizaran (fe percibe como echo real lo que no se revela con los sentidos) (Hebreos 11:1 AMP)

Los 5 sentidos son, vista, oído, olfato, tacto, gusto. Estos son medios dados por Dios por los cuales obtenemos información del mundo físico que nos rodea. Fe es la percepción o convicción de una realidad fuera de nuestros sentidos físicos, digámoslo así, nuestro sexto sentido es Espiritual.

El discernimiento de espíritu se recibe por fe, no por los 5 sentidos. Desafortunadamente, muchos de nosotros estamos infinitamente más conscientes del mundo físico que del mundo espiritual. El mundo físico es ruidoso, brilloso, a veces doloroso. Fe para sanar es mirar más allá de esos ruidos y tocar la paz del espíritu.

Alrededor nuestro siempre hay un espíritu del mundo. Estamos poblados por seres espirituales, ángeles, y demonios. Pasan cosas que impactan nuestra vida, sin embargo, a menudo los desconocemos por completo. Mira el ejemple de Eliseo y Siria en 2 Reyes 6. El Rey quería capturar a Eliseo porque seguía arruinando los planes para atacar a Israel. El ejército de Siria rodeó el pueblo durante la noche. Retomemos la historia a la mañana siguiente:

El criado que servía al varón de Dios se levantó de mañana y salió, al ver que el ejército tenía sitiada la ciudad, con gente de a caballo y carros, dijo Eliseo: ¡Ah, Señor mío! ¿Qué haremos?, Eliseo respondió: no tengas miedo, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. Y oro Eliseo, diciendo: “te ruego, Jehová, que abras sus ojos para que vea” Jehová abrió entonces los ojos del criado, y este vio que el monte estaba lleno de gente de a caballo y de carros de fuego alrededor de Eliseo.

2 Reyes 6:15-17 NTRV

Recuerden que el sirviente tenía una perfecta vista natural, él podía ver a los Sirianos claramente. Lo que él vio le inspiro temor. Su respuesta fue basada enteramente en la información que él recibió por medio de sus sentidos físicos. Eliseo, por otro lado, estaba tranquilo. Porque estaba confiado de que “El Ángel del Señor acampa alrededor de los que le temen, y les envió la palabra (Salmos 34:7)” él podía ver el poder del Espíritu Santo. ¡Nosotros somos muchos más el oro y sus ojos espirituales del siervo se abrieron para mirar ese ejército espiritual que estaba con ellos todo ese tiempo.

Estar confiadamente confiados del poder del Espíritu Santo hará mucho más fácil que uses tu Fe. Ser “consiente de lo sobrenatural” no es solamente para sanidad, es el centro de lo que la Biblia llama “caminar en el Espíritu.” Te ayuda en cada área de tu vida como cristiano. Estar en sintonía con el poder del sexto sentido le permite ir más allá de lo físico y vivir en sintonía con las fuerzas espirituales, aquí están algunas cosas que necesitas saber:

  1. El reino espiritual es real. Impacta cada área de tu vida, ya sea que lo realices o no. Tenlo en cuenta en cada pensamiento y acción. Incluye el poder del espíritu en cada pensamiento para procesar cada decisión que tomes. Eso incluye decisiones financieras, políticas e interpersonales.
  2. Fe está basada en el poder del espíritu, no en los sentidos físicos. Podrás creer antes de ver. De hecho, cosas posan con el poder del espíritu antes de que las veamos en el poder de lo físico.
  3. Dios es el gran yo soy. Él no está atado por el tiempo. El mira el ahora y el mañana simultáneamente. Nosotros vivimos en el tiempo y el espacio. Dios está fuera de esas limitaciones, Él es eterno. Cuando el escucha tus peticiones, él las contesta, colocando la respuesta en otro lugar a tiempo. Echo esta, pero tendrás que caminar en el tiempo para recibirlo.
  4. Podrás discernir cosas en el área espiritual. La palabra de Dios es espíritu (Juan 6:63) si la Biblia lo dice, es una descripción verdadera de lo que sucede en el espíritu. Tu espíritu también puede percibir cosas en el espíritu. Pablo le llamo “da testimonio” de tu espíritu. (Romanos 8:16) Salomón dijo, “lámpara para Jehová es el espíritu del hombre. (Proverbios 20:27).”

Aquí está el punto: el campo espiritual es real. Aunque no puedas verlo, las cosas que allí suceden y suceden tienen un impacto profundo en tu vida. Cuando oras de acuerdo a su voluntad, Dios oye y contesta. Ya que es eterno, él puede contestar tu oración hoy, pero colocar la respuesta mañana. ¡Echo esta! Tendrás que caminar en fe hasta que llegues al mañana y te tropieces con la respuesta que te dio cuando orasteis. Sin el discernimiento del campo espiritual, la Fe se mira como una fantasía, o un pensamiento positivo, o incluso mágico. Fe no es nada de eso. Fe es la realidad actual de las cosas que no se ven, es el sentido que toca lo eterno.

Siguiente paso: si este aspecto de Fe, creer sin ver, es difícil para ti, ¡admítelo! Te lo prometo, no estás solo. Ahora tome algunos pasos a propósito para ser más consiente del poder del espíritu.

  • En todo lo que mire, pregúntese, “¿Qué está haciendo Dios aquí?” cuando mire las noticias del día, pregúntese a sí mismo, “¿cuál es el trasfondo espiritual de estos eventos?” cuando se confronte con personas difíciles, pregúntese, “¿Quién es esta persona, realmente?” “¿Qué fuerzas lo están moviendo o cegando?” haga lo espiritual una parte esencial cuando sus pensamientos lo estén procesando. Deuteronomio 29:29; 31:8; Mateo 16:21-23
  • Ore en voz alta. Hable con Dios como si lo estuviera viendo. Haga esto cada vez que tenga tiempo durante todo el día. Si se despierta en la noche, dígale, “hola” al Señor. Cuando hable con El, haga una pausa y dele un espacio para que Él hable. Mateo 6:6; Salmos 34:15; 1 Reyes 19:11-12
  • Aprópiese de que lo que dice la Biblia es real. Por ejemplo, si la Biblia dice que hay Ángeles en el cuarto, asuma que están allí,. Hable con ellos. Agradezca a Dios por ellos. Mientras lea, haga una pausa y agradezca a Dios por sus Bendiciones. 2 Timoteo 3:16-17; 2 Corintios 1:20
  • Ore en lenguas. Cuando oro en lenguas, mi espíritu ora, aunque mi mente no lo entienda. Esto levanta mi espíritu y me hace más consiente de las cosas que allí suceden. 1 Corintios 14:2,4,13-15; Judas 20

¡Abre los ojos de nuestro corazón, Señor!

Pastor Virgil Stokes

Visita nuestra página de Facebook del Instituto de Entrenamiento Ministerio de Fe

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s