De la Abundancia del Corazon

Construyendo personas de sustancia para obras de poder

Cuando empecé en el ministerio, sabía muy poco acerca de los dones del Espíritu, mediante una serie de circunstancias interesantes, me encontré sirviendo en una Iglesia pequeña como asistente del Pastor. Pensaba que me iban a sentar en la plataforma y eso me haría verme muy espiritual, aunque no tuviera idea de lo que estaba haciendo. Un domingo por la mañana, una dama en la congregación empezó a hablar en lenguas, el Pastor me miro de reojo, pensando que tal vez tendría la interpretación, no la tenía, entonces Él se paró y empezó a dar un mensaje profético a la asamblea. Después del servicio le pregunte acerca de cómo es que El sabia la interpretación de las lenguas, me informo que no estaba seguro de que era la interpretación, pero eso, “puedo interpretar una profecía casi en cualquier momento”, me intrigo, lo presione pero no estaba dispuesto a darme más explicaciones.

Ahora, casi 38 años más tarde, entiendo mucho más, el don de profetizar está disponible para cada creyente lleno del Espíritu. (1 Corintios 14:31-38) aunque cada creyente tiene que buscar el don de profetizar, algunos son más poderosos y se dejan usar constantemente. (Romanos 12:6) el don de profecía es palabra de Dios, dada a través del Espíritu Santo, y eso trae edificación, exhortación, paz. (1 Corintios 14:3) la mayoría hemos experimentado esto, aunque tal vez no lo realizamos. Todo el tiempo que estamos compartiendo la palabra de Dios, u oramos por alguien, o simplemente cuando consolamos a nuestro amigo que está en duelo, y algo de repente sale de nuestra boca y nos sorprende a nosotros también, una escritura que no sabíamos, una palabra de consuelo, una respuesta a esa pregunta que no está dentro de nuestro entendimiento- esos son momentos proféticos. Aprender a reconocer esos momentos tan delicadamente dados por el Espíritu Santo, y ser obedientes y hablar palabra de conocimiento que Él nos da, es un gran paso en el camino del poder sobrenatural de nuestro diario vivir. El don de profecía juntamente con el hablar en lenguas, son los dos dones universales que se nos ha puesto a nuestra disposición y marcan el umbral para los poderes milagrosos.

Alguien dijo: “muchos de los Santos, no pueden distinguir inspiración de emoción, de hecho, estos dos se pueden definir fácilmente, emoción siempre viene al hombre de afuera hacia adentro, mientras inspiración, se origina con el Espíritu Santo en el espíritu del hombre”. Watchman Nee

Escrituras Bíblicas: por lo tanto, hermanos, procurad profetizar, y no impidáis el hablar en lenguas, empero hágase todo decentemente y con orden (1 Corintios 14:39-40 NVRV)

Tal vez la mejor descripción del burbujeo interno del Espíritu que nos ínsita a profetizar está en Job. Elia dijo, “pues estoy lleno de palabras contenidas, y el Espíritu que habita en mi me obliga a hablar, soy como un barril de vino sin respiradero, como un cuero de vino a punto de estallar, tengo que hablar para encontrar alivio, así que déjenme dar mis respuestas (Job 32:18-20 NTV)” únete a mi deseo de profetizar, escucha atentamente los impulso del Espíritu en tu interior, y dejemos que él nos use como un cuerpo supernatural mente poderoso del que el Nuevo Testamento habla.

Pastor Virgil Stokes
3141 W. Ironwood Hill Dr.
Tucson, AZ 85745
520-792-3238
www.pastorvirgil.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s